Te decimos qué colores son dañinos para tu carita…

Es indiscutible que la vida cambió desde 2020 y no sólo la manera en que vamos a la escuela o trabajamos, también agregó el cubrebocas como un accesorio necesario al salir a hacer nuestras actividades y salir sin él es prácticamente impensable.

El cubrebocas es nada más y nada menos que la protección extra contra virus y por nada hasta ha bajado el índice de contagios de gripe común. Todo gracias a nuestro pequeño nuevo accesorio que viene en muchos colores y estampados.

Siempre hay un pero…

Y es que no todo es protegernos del virus si tiene repercusiones negativas en la piel, y no, no hablamos de tener tapada la mitad del rostro. Científicos de la Academia Americana de Dermatología (AAD) han dado recomendaciones de los cuidados extra que requiere el rostro y del tipo de cubrebocas que deberíamos usar para evitar dañar la piel y protegernos de virus al mismo tiempo.

Ni blanco ni negro

Lo primero que debemos considerar es el color que llevamos en el estampado del cubrebocas. Así como el efecto “resolana” cuando no nos exponemos directamente al sol mientras estamos en una terraza, el color blanco refleja los rayos UV A y UV B hacia nuestros ojos, párpados y frente lo que puede llevarnos a sufrir envejecimiento prematuro.

Lo opuesto sucede con el color negro, ya que en lugar de reflejar los rayos los absorbe completamente, atrayendo toda la radiación y causando daños en la piel a causa de los rayos que no podemos ver a simple vista.

¿La solución?

Dile adiós a los cubrebocas blancos y negros y opta por utilizar colores mate o pasteles. Actualmente hay varios KN95 de todos colores y con estampados que puedes combinar con tu outfit. Eso sí, ni blanco ni negro.

Otras recomendaciones…

La AAD también emitió las siguientes recomendaciones para cuidar nuestra carita sin perder el estilo usando cubrebocas:

  • No saltarse la limpieza en la mañana y en la noche.
  • Evitar usar maquillaje en las zonas que oculta el cubrebocas.
  • No olvidar utilizar protección solar en todo el rostro incluso aunque lleves el cubrebocas.
  • El cubrebocas ideal no debería irritar tu piel. Si es tu caso, utiliza un cubrebocas de otro tipo debajo del que siempre usas.
  • Toma un descanso del cubrebocas cada 4 horas. Sal a un espacio ventilado o en un lugar en donde estés solo y reposa 15 minutos sin utilizar el cubrebocas.


Comments

There are no comments yet.

Leave a comment