El cuidado personal y la salud es para todos sin importar el sexo, edad o tipo de piel. Algunos hombres hemos optado por hacer magia (me refiero a improvisar) con los productos de nuestra pareja o con lociones de barberías. Sin embargo, ¿qué tanto bien nos hace esto? 

La piel masculina tiene necesidades diferentes a la piel femenina y los productos de barbería tampoco son los ideales para cuidarnos pues están destinados a propiciar un afeitado más suave, fácil y sin irritación. ¿Dónde queda entonces el cuidado de la piel

El cuidado masculino de la piel va más allá de la idea errónea de la “vanidad“, es mantener nuestra piel protegida de las adversidades en un entorno en el que sudamos y estamos rodeados de impurezas en el ambiente. La piel masculina necesita igualmente cuidado pues no estamos exentos de todo lo que trae problemas en la piel: rayos UV, impurezas, suciedad, genética. La piel masculina tiende a ser más grasosa, gruesa y firme hasta casi un 25% más que la piel femenina. Además, tenemos que agregar una secreción hormonal constante que estimula las glándulas sebáceas, por ende, es más común encontrar a jóvenes varones con problemas de acné.

La piel masculina tiene que lidiar casi diariamente con el efecto abrasivo del rasurado.

Si bien los signos del envejecimiento en hombres llegan más lentamente, llegan más bruscamente. Por ello, es importante mantener la piel sana y cuidada para evitar que los signos del envejecimiento lleguen de manera abrupta a cobrarnos los años de estrés, mala alimentación, exposición al sol y cambios hormonales.

Las recomendaciones para todos aquéllos que desean gozar de una piel sana son tan pocas que empezarás a considerar incluirlo en tu día.

• Limpieza facial
• Afeitado tras la ducha
Serums para nutrir la piel
• Tratamiento específico
• Humectación adecuada
• Protector solar

La limpieza facial es el paso fundamental para tener la piel libre de impurezas que se absorbe durante el día. Debes realizarlo en la mañana y en la noche con limpiadores a base de aceite o de agua que purifican los poros y los preparan para el rasurado.

Es importante realizar el afeitado después de la ducha, ya que nuestros poros están abiertos y con la limpieza están limpios y listos para el rasurado.

Considera utilizar un serum para nutrir la piel. Estos productos contienen componentes como la mucina de caracol que ayuda a regenerar la células de la piel.

Si lo que buscas es un tratamiento más específico para tu piel, utiliza serums o esencias que favorezcan tu tipo de piel: grasa, normal, seca.

El protector solar es indispensable protegernos de los rayos UV, así como ralentizar el envejecimiento.

Debajo encuentra nuestras recomendaciones para cada uno de los consejos.

Tags

Comments

There are no comments yet.

Leave a comment