Conocemos la miel por su dulce sabor y ligera textura en nuestros cereales y copas de yogur. La miel es el regalo de las abejas para nuestra dieta y también para nuestra piel. ¿Sabías que la miel aplicada tópicamente beneficia de múltiples maneras la apariecia y salud de tu piel? Quédate hasta el final para descubrir cómo utilizarla inteligentemente y qué beneficios traerá a tu carita.

¿Qué es la miel?

La miel es un líquido espeso y pegajoso que las abejas producen con el néctar que recolectan de las flores. A pesar de que lo utilicemos como endulzante de nuestras bebidas y alimentos, los usos medicinales también son conocidos en todo el mundo. Algunas investigaciones han encontrado que la miel tiene propiedades contra las quemaduras y hasta para dismimuir los efectos de malestar estomacal y acidez.

Beneficios de la miel para la piel

Más allá de sus beneficios medicinales, la miel también puede hacer maravillas con tu piel. La miel es un ingrediente antibacteriano, antiséptico y antiinflamatorio. Muchos estudios demuestran que debido a estas propiedades, la miel puede aliviar una gran variedad de afecciones de la piel como el acné y la dermatitis, además de ayudar a promover la formación de colágeno. El colágeno es un componente básico para el aspecto juvenil de la piel, lo que convierte a la miel como un poderoso ingrediente contra el envejecimiento.

Miel en la rutina

Si bien, conocemos mascarillas naturales hechas con miel que nutren la piel (puedes encontrar nuestras mascarillas naturales con miel dando clic aquí), también existen productos en nuestro catálogo que utilizan los nutrientes de la miel para mejorar el aspecto de tu piel y dotarla de juventud.

Las mascarillas con ingredientes activos de la miel de abeja son altamente efectivos para la piel grasa con tendencia de acné y con presencia de puntos negros debido a sus propiedades antibacterianas. Además siempre puedes agregar la miel en una mascarilla cuando sientas tu carita enrojecida y lastimada por quemaduras de sol o por irritaciones con exfoliantes.